Cultivo de Peyote

Cultivo de Peyote

Lophophora williamsiiEn su hábitat natural, el cactus del Peyote (Lophophora williamsii) crece bajo arbustos o detrás de piedras ya que no le gusta el sol directo.

Debemos proteger al cactus del frio, ya que la temperatura no debe bajar de 12C por la noche, especialmente cuando se ha regado y el sustrato tiene humedad.

Sustrato

El de Compo cactus da buen resultado. En otro caso se puede preparar esta mezcla:

  • 50% sustrato de plantas.
  • 20% arena gruesa.
  • 20% Grava.
  • 10% Perlita.

Riego

En invierno prácticamente no será necesario regar el cactus. Hay que tener cuidado ya que si regamos el cactus en invierno con temperaturas bajas esto puede dañarlos. En privamera es cuando más crecen y cuando se riegan más; nunca más de una vez por semana.

Los hongos son un enemigo de este cactus sagrado, para evitarlo puede ser conveniente regar con un fungicida polivalente sistémico una vez cada tres meses, o usar propolux o algún otro preventivo fúngico ecológico una vez al mes.

Germinación de semillas

Para germinar las semillas de peyote utilizaremos un tupper rectangular de poca profundidad y le haremos diversos agujeros de drenaje a lo largo del fondo. Pondremos una capa de unos 5cm de profundidad del sustrato mencionado anteriormente.

A continuación debemos regar la tierra por inmersión colocando el tupper sobre una superficie con agua hasta que el sustrato esté empapado. Una vez hecho esto colocamos las semillas y tapamos el tupper con film transparente para que se mantenga la humedad; es muy importante que no se seque el sustrato para que las semillas puedan germinar. La temperatura deberá estar entre 26 y 32 C. Las semillas germinarán en unas pocas semanas, cuando empecemos a ver puntitos verdes naciendo es el momento de agujerear el papel film para facilitar el intercambio gaseoso, ya que los cactus necesitan CO2 para crecer.

En unos meses cuando los cactus sean más grandes retiramos el film transparente y colocamos el tupper en un lugar cálido con luz solar indirecta. Si todo va bien, en un año ya se podrán transplantar los cactus a una maceta.